Bailar: Una opción divertida para hacer ejercicio y adelgazar…

Para aquellos que creen que ir al gimnasio es aburrido y desmotivante, quizá  pueden encontrar en el baile, una opción divertida para hacer ejercicio, modelar el cuerpo y en función de lo en serio que se lo tomen: adelgazar.

Algunas de las opciones más divertidas que se pueden practicar en una  academia de baile o en casa (después de haber aprendido los pasos básicos) son:

Hip hop. Es uno de los bailes más completos para trabajar todo el cuerpo. Se trabajan los hombros, la espalda, las abdominales y las piernas.  Con cada canción se trabaja un grupo muscular diferente. Es uno de los bailes favoritos de los jóvenes.

Capoeira: Ideal para realizar un trabajo aeróbico. La Capoeira consiste en una mezcla entre danza y lucha. Este baile de origen brasileño combina jiu-jitsu, boxeo y judo. Los grupos musculares más trabajados son la cadera, glúteos y nalgas. No sé porqué, pero conozco más chicos que chicas que practican esta disciplina, mitad baile, mitad lucha.

Danza del vientre: Ideal para los dolores de espalda (lumbares, trapecios) muy frecuentes en personas que pasan muchas horas sentadas. Ayuda a corregir la postura y a fortalecer los brazos, caderas y espalda. El ejercicio tensa y relaja la zona pélvica lo que permite un adelgazamiento de la cintura. Facilita la salud intestinal y estimula la sensualidad femenina (Es un baile indicado para chicas).

Bhangra: Es una danza hindú, que se basa en movimientos sencillos, pero intensos. Es perfecta para fortalecer brazos y pecho. Esta danza india se basa en movimientos sencillos, pero intensos. La posición en que se colocan las manos es primordial.

Zumba: La palabra proviene de un término colombiano, “rumba”, que quiere decir fiesta. Es una disciplina fitness que combina pasos  de baile con una serie de rutinas aeróbicas. Una clase de zumba puede contener dentro de sus rutinas los principales ritmos latinos, como la salsa, el merengue, la cumbia, el reggaetón y la samba. Se caracteriza también por tener una dinámica alegre y ritmos divertidos que difícilmente aburren. Con unas pocas sesiones es posible perder peso, reafirmar los músculos sobre todo de glúteos, piernas y brazos y mejorar la coordinación de los movimientos.

Los beneficios del baile en general son los siguientes:

  • Se realiza ejercicio físico sin darse cuenta
  • Se modela el cuerpo sin advertir el esfuerzo
  • Favorece el rendimiento cardiovascular.
  • Mejora la autoestima
  • Brinda felicidad y bienestar
  • Se libera el estrés y la ansiedad
  • Retrasa el envejecimiento.
  • Es ideal para olvidar o eliminar preocupaciones.

El baile en general, está indicado para toda clase de personas, pero es una actividad perfecta para aquellos a los que no les gustan los gimnasios o la práctica del deporte.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Los sonidos que usted hace al comer podrían ser una ayuda para la dieta

Los experimentos descubrieron que cuando las personas podían escucharse masticar y dar mordiscos comían menos

healthfinder.gov

Si usted desea comer menos, quizá sea una buena idea guardar silencio cuando coma, según una investigación.

En una serie de experimentos, hallaron que las personas tienden a comer menos si son más conscientes de los sonidos que hacen al masticar, al dar un morisco o al mascar cuando comen, y que tener la televisión o la música con un volumen alto puede enmascarar esos sonidos.

Por ejemplo, los participantes del estudio llevaban auriculares que reproducían un ruido con un volumen alto o un volumen bajo mientras comían pretzels. Los que escucharon el ruido con un volumen alto comieron 4 pretzels, mientras que los del grupo del volumen bajo comieron 2.75 pretzels.

“El sonido se etiqueta típicamente como el sentido olvidado de la alimentación. Pero si las personas se centran más en el sonido que hace la comida, se podría reducir el consumo”, dijo el coautor del estudio, Ryan Elder, profesor asistente de mercadeo en la Facultad de Administración Marriott de la Universidad de Brigham Young, en Provo, Utah.

“Cuando uno enmascara el sonido que hace al comer, como cuando ve la televisión mientras come, elimina uno de los sentidos y podría provocar que acabe comiendo más de lo que normalmente haría”, dijo en un comunicado de prensa de la universidad. “Los efectos quizá no parezcan inmensos (un pretzel menos), pero a lo largo de una semana, un mes o un año, realmente podrían ir sumándose”.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Food Quality and Preference.

{ Comments on this entry are closed }

Sobrepeso y actividad deportiva [8-2-16]

by sobrepeso on 08/02/2016

in Obesidad

 

Sobrepeso y actividad deportiva

Que el deporte es para todos es una realidad, por eso mismo todos aquellos que tienen miedo de iniciar su actividad deportiva por sentirse mal con su peso deben abandonar esa idea negativa y dejarse llevar

EL sobrepeso es un estado anormal, un trastorno metabólico del organismo caracterizado por la acumulación excesiva de tejido adiposo. Constituye así, una enfermedad crónica originada por diversas causas y múltiples complicaciones a nivel cardiovascular, respiratorio, endocrino, neuromuscular, óseo y psicológico.

El concepto de si una persona está excedida de peso, varía con la raza, sexo, edad, época y el lugar. En términos generales es más frecuente en las mujeres y después de los 35 años (aunque puede darse a cualquier edad).

Para que se acumule grasa en el organismo, es necesario que el número de calorías ingeridas sea mayor que el de las gastadas (balance positivo de energía). El gasto de calorías va a depender de la actividad que va a desarrollar cada persona: Aquí se recogen algunos ejemplos:

-Limpiar los cristales de casa supone una gasto de 280 calorías.

-Fregar el suelo o trabajar en el jardín o en un pequeño huerto: 640 calorías.

-Caminar a ritmo moderado durante 1 hora: 320 calorías.

El organismo aumentará de peso por recibir y asimilar exceso de alimentación, o por gastar poco de lo asimilado. Esto se deberá a. factores causales exógenos (alimentación excesiva e inactividad) y también puede deberse a factores endógenos (glandular y endocrino) aunque estos últimos no son los más frecuentes

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso como un IMC (índice de masa corporal) igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30. El índice de masa corporal es la relación que hay entre el peso y la talla.

Los últimos cálculos de la OMS indican que en 2005 había en todo el mundo:

Aproximadamente 1600 millones de adultos (mayores de 15 años) con sobrepeso.

Al menos 400 millones de adultos obesos.

El principal factor predispone al sobrepeso es la ingesta inadecuada.

Se puede comer mucho por malos hábitos, por elegir mal los alimentos y por factores afectivos. Con frecuencia una persona reacciona a las situaciones de disgusto o ansiedad, ingiriendo alimentos en exceso y/o bebidas alcohólicas.

También cuando una persona tiene un trabajo sedentario y camina poco disminuye su consumo orgánico de calorías.

A veces se observa que una persona que come mucho y hace ejercicio vigoroso, se mantiene en su peso normal, mientras que al dejar de gastar energía física, aumenta rápidamente de peso, pues sigue comiendo lo mismo que cuando hacía ejercicio, en lugar de reducir su alimentación. El mismo proceso sucede al llegar a la madurez.

Comúnmente las personas con exceso de peso comen mucho y hacen poco ejercicio, desconociendo los beneficios del movimiento y la actividad física, cayendo en lo que conocemos como vida sedentaria. La persona con sobrepeso no sólo se queja de la deformación de su cuerpo, sino también de otras molestias como: agitación ante el menor esfuerzo, cansancio fácil, tendencia excesiva al sueño, etc.

Se pueden observar trastornos cardíacos, elevación de la tensión arterial, facilidad para infecciones del aparato respiratorio, tendencia a la diabetes, a enfermedades del riñón, hígado y vías biliares, afecciones de las articulaciones en los miembros, nefritis, arteriosclerosis, edema pulmonar, trastornos menstruales, hernias, etc.

En España, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, el 17,8% de la población mayor de 15 años padece sobrepeso.

Los especialistas señalan que existen evidencias de que el 95% de los casos de obesidad y sobrepeso se deben a un claro componente ambiental vinculado al sedentarismo y a unos hábitos dietéticos que favorecen el balance positivo de energía y, en consecuencia, el aumento del tejido adiposo en el organismo.

La actividad deportiva

Que la actividad deportiva es para todos, no es una frase hecha o sin sentido, es una realidad como un templo, por eso mismo, todos aquellos que tienen miedo de iniciar su actividad deportiva por sentirse mal con su peso, deben empezar abandonar esa idea negativa y dejarse llevar. Alguien dijo alguna vez, “si tienes un cuerpo, eres un atleta”.

Lo que está claro es que jamás conseguirán adelgazar ni modificar ese estado físico si no inician la actividad deportiva. No hace falta correr una maratón, con simplemente iniciar diferentes actividades ya empezaremos a notar cambios y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Podemos seguir las siguientes recomendaciones:

1.-La idea clave es empezar a poner en movimiento nuestro sistema, por ello, cualquier actividad que nos guste puede ser útil, de hecho, nuestra vida diaria debe ser el primer paso. Nuestra casa y nuestro entorno están plagados de escaleras que subir y bajar, así como intentar llegar más pronto a los sitios aumentando nuestra velocidad al andar. Tampoco es desdeñable que piense en ir caminando al trabajo o a la compra.

Al principio puede ser algo duro, por eso es mejor empezar poco a poco. Nuestro cuerpo debe acostumbrase a una nueva serie de cosas, y la actividad deportiva es un gran cambio. De igual forma, el metabolismo cambiará, en el sentido que nuestras necesidades calóricas se modifican, el cuerpo pide otras cosas quizá diferentes.

2.-Cuando empiece a sentirse mejor consigo mismo, se debe intentar alguna actividad más exigente. En el momento en que el cuerpo se lo pida, puede iniciarse en caminar más deprisa, ir al gimnasio, bailes de salón o jugar la pádel. Es importante buscar la actividad deportiva que más nos guste y que nos enganche, sin resultar aburrida.

3.-Debemos controlar que el paso de llevamos al caminar sea el que podemos mantener sin gran esfuerzo y sin extenuación. Si vamos en grupo con otras personas, debemos ir a nuestro ritmo.

4.-Deje sobretodo que todo sea natural, sin forzar. No se tratar de convertirse en un deportista de elite, así que mejor ir pausado y a buen ritmo, y conseguir vivir muchos más años y con buena calidad de vida.

5.-Reducir la ingesta calorías a la vez que quemamos calorías con el ejercicio.

6.-Controlar el peso semanalmente para evaluar los progresos.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Un estudio sostiene que el TDAH se vincula con el riesgo de obesidad en las chicas

La impulsividad y los trastornos de la alimentación podrían ayudar a explicar el posible vínculo, señala una investigadora

healthfinder.gov

Las chicas con un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) ya tienen bastantes dificultades. Y una investigación reciente sugiere que una tendencia a la obesidad podría ser una de ellas.

En un estudio con mil participantes, los investigadores de la Clínica Mayo encontraron que las chicas con un TDAH podrían tener el doble de probabilidades de ser obesas en la niñez o en la adultez temprana que las chicas sin el trastorno.

Esa asociación no se vinculó al tratamiento con estimulantes como Ritalin y Adderall, dijeron los investigadores.

“Hay un par de mecanismos biológicos que podrían ser subyacentes tanto de la obesidad como del TDAH”, planteó la Dra. Seema Kumar, pediatra e investigadora del Centro de Investigación Pediátrica de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.

Las anomalías en el cerebro que pueden provocar un TDAH también pueden causar trastornos de la alimentación, señaló Kumar. “Las chicas con un TDAH quizá no puedan controlar su ingesta de comida, y podrían terminar comiendo de más”, explicó. “Dado que los niños con un TDAH no tienen un control de los impulsos, eso también podría tener algo que ver”.

Los problemas del sueño que con frecuencia acompañan al TDAH también podrían contribuir al aumento de peso, sugirieron los investigadores.

Pero el aumento de peso no es inevitable, señaló el Dr. Brandon Korman, jefe de neuropsicología del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. Aunque la investigación de la Clínica Mayo muestre una asociación entre el TDAH y la obesidad, eso no significa que esté destinado a suceder, dijo.

“Los padres, los médicos y otros cuidadores deben ser proactivos al vigilar los hábitos de alimentación y de ejercicio, y estar conscientes de los cambios en la composición corporal”, aconsejó Korman, que no participó en el estudio. Una dieta saludable y un estilo de vida activo son importantes, añadió.

No se encontró esa asociación entre el TDAH y la obesidad en los hombres, dijo Kumar. Y añadió que los chicos con la afección no tienen trastornos de la alimentación con frecuencia.

Los chicos con TDAH tienden a ser hiperactivos y a quemar más calorías, según Kumar. “Es posible que haya diferencias en los patrones de alimentación de los chicos con TDAH, o diferencias en los tipos de TDAH que las chicas sufren”, planteó.

Korman concurrió en que el TDAH tiene unas características distintas en las chicas que en los chicos.

“Los chicos tienden a portarse mal, mientras que las chicas podrían realizar conductas de la alimentación”, dijo Korman. Las chicas presentan más “conductas internalizantes” y menos “conductas externalizantes”, señaló.

Entre el 8 y el 16 por ciento de los niños en edad escolar tienen un TDAH, según las notas de respaldo del estudio. Con frecuencia, esos niños tienen problemas para permanecer concentrados y prestar atención, dificultades para controlar la conducta, y podrían ser demasiado activos. Como resultado, el rendimiento académico y las relaciones sociales pueden verse afectados.

Investigaciones anteriores han mostrado que los niños con un TDAH pesan más que el promedio, y que es el doble de probable que aparezcan síntomas significativos del TDAH en niños con sobrepeso, dijeron los investigadores.

Dado que las tasas de obesidad se han disparado en Estados Unidos en las últimas tres décadas, conduciendo a graves problemas de salud, los autores del estudio sugirieron que es importante comprender las varias causas.

El estudio aparece en la edición del 4 de febrero de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Para el estudio, Kumar y sus colaboradores compararon los expedientes médicos de 336 personas diagnosticadas con un TDAH en la niñez con más de 600 personas que no habían recibido ese diagnóstico. Todos los adultos nacieron entre 1976 y 1982.

Los investigadores examinaron los expedientes médicos hasta agosto de 2010, y encontraron que, entre las mujeres, casi el 42 por ciento de las pacientes con un TDAH eran obesas después de los 20 años de edad, en comparación con menos del 20 por ciento de las que no tenían el TDAH. Las tasas de obesidad fueron similares entre las que recibían un tratamiento estimulante y las que no.

Korman dijo que los padres y los médicos deben estar conscientes de la asociación entre la obesidad y el TDAH, pero que deben darse cuenta de que solo es una posibilidad.

“Una de las últimas cosas que querríamos hacer es crear pánico”, enfatizó. “El TDAH no es una condena a la obesidad, pero estos hallazgos ameritan una mayor concienciación. No es saludable anticipar que sucederá, pero estar conscientes de ello es algo bueno”.

{ Comments on this entry are closed }

 

Los probióticos podrían combatir la obesidad

El diseño de probióticos modula la fisiología de las células de grasa del organismo, según un estudio del Colegio Universitario de Cork en Irlanda que se publica en la revista ‘Microbiology’. Los descubrimientos podrían conducir a probióticos especializados con un papel en la prevención o tratamiento de trastornos como la obesidad.

Los investigadores diseñaron una variedad de Lactobacillus para producir una versión de una molécula llamada ácido linoleico conjugado (ALC). Cuando esta cepa bacteriana sintética se proporcionó en el alimento a ratones, los investigadores descubrieron que la composición del tejido graso de los ratones se  alteró de forma significativa, lo que demuestra que la ingestión de bacterias vivas puede influir en el metabolismo en localizaciones remotas en el organismo.

El ALC es un ácido graso que se produce en versiones diferentes por distintas bacterias. Un tipo, llamado t10, c12 ALC, se han asociado con una menor grasa corporal en humanos y otros animales. t10,c12 ALC también tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de las células de cáncer de colon e inducir su mortalidad. Sin embargo, este tipo de ALC sólo lo producen ciertas bacterias, incluyendo la ‘Propionibacterium acnes’, una bacteria de la piel que puede causar acné.

En el estudio, un gen que codifica una enzima de ‘P. Acnes’ se transfirió a la cepa de ‘Lactobacillus’ para permitirle producir t10,c12 ALC. Las variedades de ‘Lactobacillus’ son habitantes comunes de la flora intestinal normal y a menudo se encuentran en los productos probióticos.

Los investigadores descubrieron que el nivel de t10,c12 ALC en el tejido graso de los ratones se cuadruplicaba cuando eran alimentados con el probiótico recombinante. Además, el estudio demuestra que los microbios intestinales tienen un impacto sobre el metabolismo del organismo que habitan y en particular sobre la composición de la grasa.

Según explica Catherine Stanton, responsable del estudio, “la grasa no es una capa inerte en nuestro cuerpo sino que es activa y proinflamatoria y un factor de riesgo de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer. El trabajo muestra que existe potencial para influir en ello a través de interacciones entre la dieta y los microbios de los intestinos.

El mismo grupo de investigadores descubrió previamente que la ALC producida era capaz de reducir la viabilidad de las células de cáncer de colon en un 92 por ciento. “Es posible que un probiótico productor de ALC pueda también controlar las células del cáncer de colon. Todos nuestros descubrimientos hasta la fecha demuestran que el metabolismo de las bacterias intestinales pueden modular la actividad de las células del organismo en formas beneficiosas para él”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Las dietas pueden causar depresión

Estar saludable y perder peso debería hacer que las personas se sientan bien, pero no ese no es siempre el caso. En muchas ocasiones las personas que deciden hacer dieta padecen de depresión y cambios en el humor debido a los alteración químicas es sus cuerpos.

Los beneficios de sentirse bien por la pérdida de peso y lucir mejor en muchos casos son pasados por alto y no debería de ser asi. Wendy Weller dice que perdió 50 libras y que estuvo en una conversación emocional a la vez.

Wendy dice, “algunas ocasiones me levantaba en la mañana o me dormía por la noche y te sientes deprimida y te dices, ¿Por qué me tiene que pasar a mi? ¿Por qué no puedo ser como los demás?”

Wendy está bajo la supervision del internista Dr. Louis Aronne en el hospital prebisteriano Weill Cornell. Él es uno de los expertos más conocidos en el país y estos tipos de quejas son muy familiares para él. El Dr. Aronne dice, “ el problema que hemos observado es una forma leve de depresion y cambios de humor”.

Aronne dice que las personas que practican dietas experimentan estos tipos de sentimientos y estos no están solo en sus cabezas, hay un proceso que está sucediendo en su metabolismo, porque no estan consumiendo suficientes carbohidratos o no están recibiendo suficientes entradas de disfrute por las comidas.

El doctor dice que esto puede afectar directamente los niveles de dopamina y serotina; químicos producidos por el cerebro que permiten a la persona sentirse bien.

Dice que “ellos se pueden sentir cansados, apáticos y hemos visto que cuando consumen carbohidratos a la hora de la cena, se sienten mejor”.

La meta de Wendy es perder otras 25-50 libras. Ella dice que para manternerse positiva ella se acuerda de como lucía antes.

Wendy dice, “ he logrado mucho por mi misma, así que revierto mis cambios de humor, pero tienes que esforzarte, realmente tienes que hacerlo”.

Si estás haciendo dieta y estás pensando en añadirle algunos carbohirdratos, los doctores sugieren que los mismos sean altos en fibra al final de tu comida para maximizar los beneficios.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Guía infalible para cumplir tu propósito de bajar de peso

actitudfem.com

Otra vez enero y ooootra vez te pones como propósito bajar de peso. Está muy bien que quieras hacer un cambio positivo en ti, pero no cuando para la primera semana de febrero ya se te olvidó lo que te prometiste.

El problema realmente no es la fuerza de voluntad, el problema es que cómo te lo planteas y que lo haces sin un plan para lograrlo.

¡Pero no te preocupes! Nuestros amigos de InstaFit nos proponen hacer este plan infalible para cumplir tu propósito de bajar de peso…

Guía infalible para lograr tu propósito

Replantea eso de “bajar de peso”, es súper relativo y te apuesto que ni tú misma sabes cuánto es bajar de peso. Mejor ponte una meta específica y ¡real! Esto de bajar 10 kilos en un mes es imposible. Piensa que un promedio saludable es 1 kilo por semana.

¿Hacer dieta? Desde la palabra ya nos dan escalofríos y ya se siente la resistencia del cuerpo. Hacer dieta solo hará que rebotes el peso que pierdas o peor aún que la dejes, esto se debe a que no estás creando un hábito que puedas hacer de por vida.

Mejor opta por un plan de nutrición. En vez de pensar en lo que NO puedes comer, piensa en lo que sí puedes. Come más verduras, más frutas, más carnes magras, más proteína, etc.

Encuentra algo que te guste

¿No te gusta ir al gimnasio? ¡No vayas! Nadie te obliga a pasar una hora de tu día sufriendo. Busca algo que disfrutes, juega futbol, baila, sal a correr, haz rutinas de ejercicio en casa, inscríbete a clases de natación… opciones hay miles y lo padre es que puedes probar algo que te guste todos los meses. Cualquier cosa que te motive a salir de tu sillón es mucho mejor.

Haz un tablero de metas

Mantener la motivación es mucho más fácil cuando sabes qué es lo que quieres. Haz un tablero, ya sea físico o en una nota en tu celular que tenga imágenes, frases de motivación, objetivos, palabras y todo lo que quieras que te haga recordar todos los días, por qué quieres lograrlo.

– Mídete sin obsesionarte

Es muy difícil que cambies tu peso de un día a otro. Si te vas a pesar, hazlo cada dos semanas, así no estarás obsesionada. Algo MUY importante: ¡la báscula sólo es un número! Si tú sabes que estás cambiando cosas positivas, estás comiendo más saludable, estás haciendo ejercicio, el peso es lo de menos. Lo importante es saber que te estás convirtiendo en una persona más saludable y que los resultados vendrán con el tiempo.

– Aléjate de las tentaciones

Si ya sabes que en tu oficina está la típica compañera que todos los días quiere ir a desayunar a las gorditas de la esquina, pues dale la vuelta, proponle nuevos lugares para ir a comer más sano, lleva tu comida o de plano dile que no quieres ir. Lo mismo con tu despensa, si ya sabes que en tu cajón te esperan unos pingüinos, tíralos o regálaselos a alguien, así evitarás estar pensando en que no los puedes comer.

Sabemos que no es fácil bajar de peso, pero si todos los días te pones un propósito chiquito, (por ejemplo: hoy voy a cambiar mi postre por una manzana) podrás lograr un objetivo más grande. Esperamos que esta guía hecha por el programa en línea de InstaFit te sirva y que para marzo ¡ya hayas logrado buenos resultados!

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Conozca la Frutoterapia para bajar de peso

Con esta dieta deberías bajar de peso con ayunos de frutas dos veces por semana y desde 6 Kilos por mes.

vidayestilo.terra.cl

La ‘Frutoterapia’ es una dieta dirigida a personas adultas que tienen visto bueno de su médico tratante (personas con enfermedades crónicas como: Diabetes, hipertensión, accidentes vasculares, entre otros). El objetivo es mejorar la salud y bienestar del cuerpo, a través del aporte de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.

Según la nutricionista Catalina Miranda de Ainchile, los principales beneficios son bajar el colesterol, evitar cáncer de colon, limpiar el sistema digestivo, desintoxicar el organismo, limpiar el hígado, regular el peso corporal, ayudar a bajar de peso de manera sana, bajar la grasa.

Con estas recomendaciones se enseñará las mezclas y orden adecuado del consumo de frutas para sacarle provecho a sus nutrientes y no hacer que se formen ácidos o compuestos tóxicos para el hígado-riñones.

Menú de ayuno de frutas Recomendado:

7.00 a 10.00 am (consumir en ayunas en este horario) jugo natural de manzana roja. Usar 6 -8 manzanas (depende del tamaño), utilizar saca jugo y usar el jugo. Completar hasta 1.5 litros con agua. No usar endulzante, sólo 1 cuchara de miel de abejas.  (300 calorías)

10.30 am (frutas ácidas o semi-ácidas): Opciones (120 calorías)

1) 1.5 tazas de de piña natural o 2 helados naturales hechos de esta fruta

2) 1.5 tazas de frutillas o frambuesas (berries) o 2 helados naturales hechos de esta fruta

3) 1.5 tazas de mango natural o 2 helados naturales hechos de esta fruta

4) 1.5 tazas de durazno o 2 helados naturales hechos con esta fruta

 12.00 hrs (frutos secos): Opciones (180 calorías)

1) ½ taza de mix de frutos secos: coco, pistachos, mani, almendras, nueces, castañas cajú

2) 10 aceitunas

3) ½ palta

14.00 pm (frutas ácidas): Opciones (120 calorías)

1) 1.5 tazas de uva verde

2) 1.5 tazas de kiwi

3) 1.5 tazas de naranjas o mandarinas

17.00 hrs (frutas dulces-tuti fruti  hacer 2 tazas). ( 200 calorías)  Frutas:

1) Cerezas en mitades

2) Melón tuna o calameño

3) Plátano

4) Opción:  Hacer 2 tazas de Sandía. Esta nunca se debe mezclar con otras frutas. Siempre sola!!

20.30 hrs (frutos secos). (180 calorías)

1) ¼ palta o 6 aceitunas + ¼ taza mix de frutos secos

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas